Comprar melones

Comprar melón

Comprar melón

El melón es una de las frutas del verano por excelencia. Asociamos las altas temperaturas con las frutas más ligeras y sabrosas como el melón o la sandía. Comprar melones y que tengan un excelente grado de dulzor es casi un arte. Sucede lo mismo con las sandías. ¿Quién no ha comprado un melón o una sandía dejándose llevar por el precio o el aspecto y al abrirlo se ha llevado la desagradable sorpresa de que ambas frutas no tenían apenas sabor? Con Caridul nunca tendrás esta sensación.

Cuidamos todo el proceso productivo con el firme objetivo de ofrecer melones y sandías de excelente calidad y sabor. Pero, ¿cuáles son los trucos más importantes para comprar melones y no equivocarse? Como expertos en la producción y comercialización de esta fruta, compartimos contigo varios consejos que esperamos sean de interés para ti. Palabra de Caridul.

Comprar melón

-Duros al tacto. Este es el primer aspecto a considerar para comprar melones llenos de sabor. Es muy importante que el melón esté duro al tacto. La falta de firmeza nos habla de una madurez excesiva de la fruta, daños en la corteza o el interior e incluso tiempo de consumo pasado de fecha.

-Sin grietas. Los melones piel de sapo se caracterizan por tener diferentes franjas de color entremezcladas logrando una armonía visual muy fácil de identificar. El veteado natural de la fruta queda representado en zonas más claras y más oscuras. Sin embargo, deberías descartar todos los melones que tengan grietas en la superficie y que aparezcan camufladas por las tonalidades más claras de la corteza.

-Aroma y color. Precisamente el aroma es otra de las señas de identidad para determinar el grado de madurez de la fruta. La zona del pedúnculo debe oler a fresco, con ciertos toques picantes. El color debe ser verde suave, no verde intenso u oscuro. Cuánto más oscuro sea el melón menor grado de maduracióny por ende de sabor.

 

Además de estos consejos útiles, también hay que tener en cuenta otras recomendaciones de conservación. Si compras en el supermercado o en tu tienda de confianza melones partidos por la mitad, te sugerimos que lo introduzcas en el frigorífico lo antes posible. Piensa que las piezas de fruta cortadas por la mitad pierden frescura por estar expuestas al aire libre aunque estén tapadas por papel film.

De igual forma, siempre que compres un melón debes cortar los dos extremos y apartar las semillas. Una vez cortado debes conservar el melón en la zona menos fría de la nevera y taparlo bien para que no absorba otros olores de alimentos. ¿Qué te parecen nuestros útiles consejos y recomendaciones para comprar melones? Seguro que este verano sí que acertarás en tu cesta de la compra al elegir melones y sandías Caridul, productos llenos de calidad y sabor.

Comprar melón